sábado, 24 de noviembre de 2007

Hepatitis A, B, C, D, E...¡qué lio!

Los médicos nos dicen que el hígado es un órganoque realiza una gran variedad de funciones en el cuerpo, entre éstas están la desintoxicación de la sangre y la producción de bilis que ayuda en la digestión. Es un órgano relativamente grande si lo compararmos con otros de nuestro cuerpo.

La hepatitis dicho con simplicidad se considera como "una inflamación del hígado".

Como posibles causas hay todas éstas:

  • Infecciones de diversos parásitos, bacterias o virus (como los virus de la hepatitis A, B, C)
  • Toxinas químicas como el alcohol, los medicamentos o los hongos venenosos pueden causarle daño al hígado y hacer que se inflame
  • Una sobredosis de acetaminofén (como el Tylenol), que es rara pero puede ser mortal
  • Las células del sistema inmunológico pueden atacar al hígado y causar hepatitis autoinmune (eso es cuando nuestras defensas se vuelven un poco locas).
Cuando nos llega la hepatitis puede derivar en:
- una hepatitis aguda (crisis rápida)
- una hepatitis crónica (enfermedad a largo plazo)

También, nos dicen los médicos que se puede resolver en un daño hepático progresivo...en fín. Que se nos va estropeando poco a poco el órgano.

Os pasamos algunos de los síntomas que los médicos nos pasan como posibles avisos:

  • Orina oscura
  • Pérdida del apetito
  • Fatiga
  • Distensión abdominal
  • Prurito (picor)generalizado
  • Ictericia (coloración amarillenta de piel y ojos)
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre leve
  • Deposiciones de color arcilla o pálidas
  • Dolor abdominal
  • Indigestión abdominal
  • Desarrollo de mamas en los hombres
Pero lógicamente, si presentamos alguno de esos síntomas, lo mejor es ir al médico y que él diagnostique, vayamos a preocuparnos innecesariamente.

Tipos de Hepatitis:

Hepatitis A: causada porun virus.
Esta enfermedad se transmite por medio de las comidas o de las aguas contaminadas o el contacto con personas infectadas en el momento.
El virus de la hepatitis A se aloja en las heces de una persona infectada durante el período de incubación de 15 a 45 días antes de que se presenten los síntomas y durante la primera semana de la enfermedad.
La sangre y las secreciones corporales también pueden ser infecciosas.
El virus de la hepatitis A no permanece en el cuerpo después de que la infección se ha resuelto y no hay estado de portador (una persona o animal que disemina la enfermedad a otros pero que no resulta enfermo).
Los síntomas asociados con la hepatitis A son similares a los de la gripe, pero la piel y los ojos se tornan amarillos (ictericia), debido a que el hígado no es capaz de filtrar la bilirrubina de la sangre.


Hepatitis B: Causada por un virus. La mayoría de las personas infectadas con la hepatitis B se deshacen del virus en un período de 6 meses. Un caso deinfección cortase conoce como un caso "agudo" de hepatitis B.Aproximadamente el 10 % de las personas infectadas con el virus de la hepatitis B desarrolla una infección crónica vitalicia.
Las personas con infección crónica pueden presentar síntomas, pero muchos de estos pacientesnunca los desarrollan. A estos pacientes algunas veces se los denomina "portadores" y puedenpropagar la enfermedad a otros.
El hecho de tener hepatitis B crónica aumenta la posibilidad de que se presente daño hepático permanente,incluyendo cirrosis (cicatrización del hígado) y cáncer de hígado.

La hepatitis B se transmite por vía sanguínea y otros fluidos corporales y la infección se puede presentar a través de:
  • Contacto con sangre en escenarios de atención médica, lo cual pone en riesgo a médicos, enfermeras, odontólogos y otros miembros del personal médico
  • Relaciones sexuales con una persona infectada
  • Transfusiones de sangre
  • Compartir agujas cuando se hace uso de drogas
  • Someterse a tatuajes o acupuntura con instrumentos contaminados
  • En el momento de nacer, una madre infectada puede transmitirle el virus al bebé en el momento del parto o inmediatamente después de éste.



















(Esta vacuna está indicada para personal sanitario o personas en riesgo profesional)
La mayor parte del daño del virus de la hepatitis B es causado por la respuesta del cuerpo a la infección. La respuesta inmune del cuerpo contra las células hepáticas infectadas (hepatocitos) daña las células, provocando la inflamación del hígado (hepatitis). Como resultado de esto, las enzimas hepáticas (transaminasas) se filtran del hígado a la sangre, haciendo que se eleven los niveles sanguíneos de éstas.

El virus deteriora la capacidad del hígado para producir el factor de coagulación protrombina, aumentado el tiempo que requiere la sangre para coagularse (tiempo de protrombina).
El daño hepático también deteriora la capacidad del cuerpo para eliminar la bilirrubina (un producto de la degradación de los glóbulos rojos viejos), causando ictericia (coloración amarillenta de los ojos y el cuerpo) y orina oscura.

Hepatitis C:
Causada por un virus. Las personas que pueden estar en riesgo de contagiarse son aquellas que:
  • Recibieron una transfusión de sangre antes de julio de 1992
  • Recibieron sangre,hemoderivados u órganos sólidos de un donante que tiene hepatitis C
  • Seinyectan drogas alucinógenas ocomparten agujas con alguien que tiene hepatitis C
  • Han estado sometidas a diálisis renal durante mucho tiempo
  • Tienencontacto frecuente con sangre en su trabajo (por ejemplo, los trabajadores del campo de la salud)
  • Tienen o han tenido relaciones sexuales con múltiples compañeros
  • Tienen o han tenido relaciones sexuales con una persona que tiene hepatitis C
  • Compartenelementos de uso personal, como cepillos de dientes o máquinas de afeitar, con alguien que tiene hepatitis C
  • Nacieron de madres infectadas con hepatitis C.
Muchas personas que están infectadas con hepatitis C son asintomáticas.

Esta enfermedad se detecta a menudo cuando se realizan exámenes de sangre como parte de un examen físicode rutinao de otro procedimiento médico. Si la infección ha estado presente durante muchos años, el hígado puede tener cicatrización permanente, una afección llamada cirrosis. En muchos casos, puede no haber síntomas de la enfermedad hasta que se haya desarrollado la cirrosis.


Las personas con hepatitis C deben tener cuidado de no tomar vitaminas, suplementos nutricionales ni medicamentos nuevos que no requieran prescripción médica sin antes haberlo consultado con el médico.
Asimismo, deben evitar cualquier sustancia tóxica para el hígado (hepatotóxica), incluyendo el alcohol, ya que incluso cantidades moderadas de éste aceleran la progresión de la hepatitis C y reducen la efectividad del tratamiento.

Hepatitis lupoide o autoinmunitaria:

Es la inflamación del hígado causada por células inmunitarias que confunden a las células normales del hígado con tejidos invasores.
La hepatitis autoinmunitaria algunas veces se presenta en familiares de personas con enfermedades autoinmunitarias, lo que sugiere una causa genética.
Esta enfermedad es más común en niñas y mujeres jóvenes.

No es posible prevenir este trastorno, pero ser consciente de los factores de riesgo permite una detección y tratamiento tempranos.

Hepatitis Tóxica: Es la inflamación del hígado causada por el consumo de medicamentos.
El hígado es un órgano complejo y la forma como éste descompone las drogas difiere de persona a persona, por lo tanto, muchos medicamentos diferentes pueden producir problemas hepáticos.
Los síntomas son similares a los que causan la hepatitisviral que incluye un tono amarillento de la piel (ictericia), náuseas, vómitos y heces pálidas o de color arcilla. Algunos pacientes pueden ser asintomáticos.
Los analgésicos (medicamentos para el dolor) y antipiréticos (medicamentos parareducir lafiebre) que contienen acetaminofén son una causa común de inflamación hepática.

En caso de utilizar estos medicamentos de venta libre, nunca se debe incrementar la dosis más allá de lo recomendado en el empaque, ya que estos medicamentos pueden causar daño hepático si se consumen en dosis no mucho mayores a las terapéuticas recomendadas.

Si la persona bebe mucho o de manera regular, debe evitar por completo el uso de estos medicamentos o discutir con el médico las dosis seguras.
Otros medicamentos problemáticos para el hígado incluyen el anestésico general halotano, metildopa e isoniazida (usada para tratar la tuberculosis), metotrexato, amiodarona y los inhibidores HMG CoA reductasa, que también son denominados estatinas.

Algunosmedicamentos pueden interferircon el flujo de la bilis, lo cualtambién puede llevar a que se presente inflamación hepática. Dichos medicamentos abarcan: eritromicina, anticonceptivos orales , clorpromazina y esteroides anabolizantes.

La hepatitis relacionada con medicamentosusualmente desaparece después de unos días o semanasdespués de suspender el medicamento.

Los medicamentos AINES, como el ibuprofeno y el naproxeno, también pueden causar hepatitis inducida por medicamentos.

Algunos medicamentos que se deben evitar en la enfermedad hepática son, entre otros:
  • Isoniazida
  • Anticonceptivos orales
  • Andrógenos
  • Clorpromazina oral
  • Clorpromazina inyectable
  • Allopurinol oral
  • Acetaminofén
  • Hydralazina oral
  • Halotano
  • Alcohol
  • Ácido valproico
  • Fenitoína
  • Carbamazepina oral
  • Metrotexato
  • 6 - mercaptopurina
  • AINES, como ibuprofeno y naproxeno
Hepatitis Alcohólica:
Esuna inflamación aguda o crónica del hígado inducida por el consumo excesivo de alcohol.

La enfermedad hepática alcohólica usualmente ocurre después de años de consumo excesivo de alcohol. A mayor duración y cantidad del consumo de alcohol, mayor es la probabilidad de padecer enfermedad hepática.

La desnutrición se presenta como resultado de la ingesta de calorías vacías del alcohol, disminución del apetito y malabsorción (absorción inadecuada de nutrientes del tracto intestinal), y contribuye a que se presente la enfermedad hepática.
La toxicidad del etanol para el hígado, la susceptibilidad individual a enfermedad hepática inducida por el alcohol y factores genéticos también contribuyen al desarrollo de la enfermedad hepática alcohólica.
Los cambios comienzan en el hígado con inflamación (hepatitis) y progresan a grasa en el mismo y cirrosis. Esta última es la fase final de la enfermedad hepática alcohólica yes posible que no se presenten síntomas hasta que la enfermedad esté relativamente avanzada.
Las complicaciones graves están asociadas con enfermedad avanzada como la encefalopatía alcohólica (daño al tejido cerebral) e hipertensión portal (presión sanguínea alta en el hígado).


La Reflexología y nuestro hígado:

Sin quitar una coma de lo anteriormente expuesto, nosotros como tratamiento reflexológico para estos tipos de trastornos os proponemos una secuencia de masaje general, aunque cada caso se trata por separado:

RIÑON
URETER
VEJIGA
PULMONES
GARGANTA Y BRONQUIOS
BAZO
HIGADO
PANCREAS
AMIGDALAS
GLANDULA LINFATICA DEL PECHO
GLANDULA LINFATICA A
GLANDULA LINFATICA INFERIOR Y SUPERIOR
CISTERNA LINFATICA O CONDUCTO TORÁCICO

Si quereis más información, escribidnos a
reflexologiaparati@hotmail.com

SALUD-os, Adela Carrasco

[Os recomendamos MedlinePlus...es una página médica divulgativa
en donde podreis encontrar respuesta a muchas de vuestras dudas]




--
Visitanos en http://www.lacoctelera.com/reflexologiaparati

Te hablamos de salud...